Tela para Tapizar

La tapicería es todo un arte. Con las telas de tapicería se pueden reconvertir lugares en tiempo récord. Los numerosos estilos, colores y diseños convierten a las telas para tapizar en las aliadas perfectas para decorar estancias y darles una estética completamente diferente.

Las telas para tapicerías sirven para revestir múltiples soportes: sillas, sillones, sofás, cabeceros de dormitorio… y un sinfín de mobiliarios que nunca antes habrías imaginado susceptibles de ser forrados con telas.

Las telas para tapizar mobiliario son ideales para unificar colores de habitaciones y diferentes espacios. Además, las telas de tapicería ofrecen al mobiliario una segunda vida cuando la tela original ya se ha desgastado, ha pasado de moda o nos hemos cansado de esos colores o tonalidades y preferimos renovar. La tapicería está unida directamente con la filosofía de reciclaje ya que con las telas para tapizar se da una segunda oportunidad a los muebles del hogar.

Tantas son las posibilidades de la tapicería que hasta los dormitorios encuentran en las telas una manera de personalizar elementos como el cabecero de las camas. Los cabeceros tapizados de tela son todo un must en las tendencias de decoración actuales debido a que, en la mayor parte de ocasiones, los estilos a la venta no encajan con las características de la habitación o con nuestro gusto.

Tipos de telas para tapizar

En Deco&You vemos las diferentes telas para tapizar sillas, sillones y sofás, y sus principales características. 

Telas para tapizar sillas

Para encontrar las telas de tapicería adecuadas para las sillas hay que tener en cuenta que se trata de uno de los elementos que más uso se les da en los hogares. Sin ir más lejos, conviene saber que el desgaste de los diseños tejidos es menor que en las telas para tapizar con diseños impresos. Así que lo ideal es apostar por diseños confeccionados por el tejido en lugar de por diseños estampados en la tela que sufren un mayor desgaste con el roce diario, 

La forma en la que están tejidas las telas para tapizar tienen una relación directa con la resistencia de las mismas. Como ocurre con los brocados, cuanto más apretado está el tejido con el que ha sido fabricado, más resistente resulta. Al igual que, cuantos más hilos, más durabilidad. 

Por otro lado, no debemos olvidar que si se trata de telas de tapicería naturales, de alta calidad, tendrán una durabilidad mucho más larga. 

Telas para tapizar sillones

Las telas más recomendadas para tapizar sillones son las lisas ya que generan menos desgaste con el paso del tiempo. Además, otros elementos de la decoración como cojines están creados con brocados con múltiples estampados y colores. Por ello, un sillón liso genera más uniformidad y armonía en la decoración del hogar, y resulta perfecto para combinar sobre su superficie diferentes tipos de cojines y mantas en los que podemos tener más libertad con el estampado. 

Aunque también los sillones pueden contar con tapizados con motivos. En caso contrario, entre los mejores tejidos para tapizar sillones con estampados se encuentra el damasco. Este tejido, en consonancia con los brocados, es un tejido resistente con relieves y texturas.

El algodón es uno de los tejidos más vendidos en telas de tapicería por sus infinitas tonalidades y estampados. Lo mismo ocurre con las cretonas, un tejido fabricado con hilos resistentes perfecto para sillones de uso diario.

Telas para tapizar sofás

Dentro de las telas para tapizar sofás hay una amplia variedad desde el terciopelo, hasta el algodón pasando por el polipiel. Dependiendo del uso, del estilo y de las necesidades de la zona un modelo será más recomendable que el otro.

- Telas de terciopelo para sofás. El terciopelo es una tela para tapizar muy de tendencia. El velvet tiene una gran calidad, una estética cuidada y una suavidad confortable gracias a su tejido, compuesto por fibras de seda y algodón.

- Telas de algodón para sofás. El algodón es un tejido natural indispensable para la tapicería. Es la tela para tapizar más utilizada por sus capacidades como aislante térmico y su fácil lavado.

- Telas de polipiel para sofás. El polipiel está producido con fibras de poliéster. Supone una opción económica y puede lavarse fácilmente.

Características de las telas para tapicería

En definitiva, sea para tapizar sillones, sofás, sillas o cabeceros de cama, las telas para tapizar muebles tienen que cumplir una serie de característica que enumeramos a continuación: 

- Resistencia. Esta es la primera cualidad que debe tener una tela para tapicería. Las sillas y los sofás están sometidos a rozamientos continuos por lo que el desgaste puede ser desmesurado si se trata de telas de baja calidad. Cuando se utilizan tejidos poco resistentes es cuando comienzan a aparecer hilos rotos y decoloraciones del estampado sobre la tapicería. 

- Adaptabilidad. Las telas para tapicería adaptables son ideales para terminar el tapizado en esquinas, curvas y rincones. De este modo el tapizado que se consigue es óptimo y las telas de tapizar quedan perfectamente encajadas y lisas.

- Limpieza. El mobiliario se utiliza diariamente por lo que las telas para tapizar deben implicar un proceso de limpieza rápido con el que eliminar manchas y rozaduras sin demasiado esfuerzo. En este apartado se puede echar mano de telas antimanchas para tapizar que repelen la suciedad, ideal para viviendas que cuentan con niños. Las telas de tapizado antimanchas repelen los líquidos y los lamparones.

Siempre hay algún mueble o elemento que, aunque todavía resulta usable, tiene un aspecto desaliñado debido al desgaste y al paso del tiempo. Las telas para tapizar ayudan a decorar el hogar a medida ya que se pueden elegir, combinar y fusionar entre ellas encontrando un estilo propio y definido. Por ello, la tapicería es la alternativa perfecta para los amantes de lo vintage y de la personalización.

Leer más
Leer menos

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Iniciar sesión O Restablecer la contraseña