Papeles pintados Clásicos

La decoración clásica sigue muy vigente hoy en día. Su delicadeza y el toque de distinción que aporta a cualquier espacio hacen que muchas personas opten por este estilo a la hora crear ambientes y dar personalidad a su hogar. Para hacerlo realidad, nada mejor que contar con elementos exclusivos, como un papel pintado clásico.

Elegancia atemporal con papeles clásicos

Crear un espacio lujoso y confortable que perdure a lo largo del tiempo sin pasar de moda pasa por darle un estilo sobrio, a la vez que cálido. Vestir las paredes de una habitación con un papel decorativo de estilo clásico es el primer paso para que cualquier estancia resulte realmente distinguida.

Los diseños de papel pintado clásico están pensados para convertir espacios como los dormitorios o los salones en estancias atemporales con un look impresionante, que combina a la perfección dosis de tradición y de sofisticación actual. Sin duda, una apuesta por el buen gusto en la decoración.

Además, este papel de pared siempre destaca por los materiales de alta calidad empleados en su fabricación, que dan lugar a un producto con las mayores garantías de durabilidad

Papel para paredes de estilo clásico renovado

El papel pintado clásico que se comercializa hoy en día tiene poco que ver con el que se instalaba hace unas décadas en los hogares de lujo. En realidad, es una versión renovada de los estilos tradicionales, en la que los medios de producción actuales permiten ofrecer texturas, acabados y colores completamente diferentes, siempre adaptados a las casas del siglo XXI.

De esta manera, el papel para paredes clásico consigue mantener su encanto atemporal, a la vez que introduce en la decoración matices únicos, como el efecto de los reflejos de luz en los patrones o los materiales que producen un efecto de contraste muy atractivo con el resto de elementos decorativos de la habitación.

El papel pintado clásico en casa

La gran variedad de papeles decorativos de estilo clásico que se pueden encontrar en el mercado hacen posible su aplicación en las paredes de prácticamente cualquier estancia de una casa. De hecho, el único criterio a tener en cuenta para la elección del patrón adecuado es el diseño que se quiere dar a un ambiente.

Asimismo, es importante tener en cuenta la paleta de colores antes de decidir qué papel pintado clásico se va a colocar en una habitación. En este tipo de decoración no caben los tonos estridentes y llamativos, sino que la elegancia clásica vine de una gama de grises, amarillos, marrones y verdes.

También es muy habitual el uso de elementos decorativos en el papel, como formas, elementos geométricos o flores pequeñas. Estos últimos consiguen proporcionar un toque romántico y nostálgico a la estancia, por lo que son muy recomendables para salones.

Papeles como alternativa a la pintura

El papel de pared decorativo de estilo clásico implica un plus de estilo y elegancia que representa un paso más allá de la pintura en la decoración de interiores. Ya se aplique en todas las paredes de una estancia o en una de sola, su textura y su estampado permiten dar personalidad propia al espacio, además de ofrecerle una estética de gran belleza serena.

Los estampados de rayas verticales son uno de los clásicos en los catálogos de papel pintado clásico. Además de combinar a la perfección con este estilo de decoración, este patrón es ideal para dar sensación de más amplitud y altura a la habitación en que se aplica. Por lo tanto, es perfecto para espacios pequeños.

Las flores, hojas y motivos tradicionales son también un buen recurso para marcar espacios de manera visual en grandes estancias, como salones y comedores, siguiendo las mismas pautas de clasicismo y estilo elegante y distinguido.

Una opción para la decoración vintage

La decoración vintage es una de las tendencias de moda en el interiorismo actual. En muchos hogares se opta por conjugar elementos nuevos y antiguos para recrear la esencia de la decoración de hace décadas. Todo ello, con gran acierto estético y logrando crear un ambiente acogedor, cálido y muy agradable.

El uso de papel pintado de estilo clásico para decorar la pared es en estos casos también una gran opción para conseguir crear el efecto vintage deseado en una determinada estancia. De todos modos, en estos casos es habitual su uso en paredes concretas, o con estampados poco llamativos. Hablar de papel pintado clásico no significa pensar en los patrones que empapelaban las casas de los años 60 y 70 del siglo pasado.

Hoy en día, se pueden encontrar en el mercado una gran variedad de modelos hechos con materiales de gran calidad, que recrean los estampados más tradicionales desde una perspectiva moderna y estéticamente muy atractiva. Todo ello, sin perder en ningún momento la elegancia, el lujo y el toque de distinción propios de la decoración más clásica.

Leer más
Leer menos

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Iniciar sesión O Restablecer la contraseña